28 de mayo de 2008

Eurovision 2008 ha sido rentable para Serbia

Todo parece indicar que Serbia ha conseguido sacar provecho de la organización del Festival de Eurovision en 2008, no solamente en términos financieros para la cadena pública y para la ciudad de Belgrado. El mayor reto obtenido ha sido mostrar a Europa una nueva cara del país y para los organizadores, esto se ha conseguido.

Según Aleksandar Tijanic, Director General de la RTS, la cadena ha gastado 8,5 millones de euros para el evento. El coste total de la organización ha llegado hasta los 21 millones. La RTS fue provista de 10 millones de euros por parte del Gobierno de Serbia para comprar equipos de televisión en formato HD (Alta Definición en el que se produce el Festival). La ciudad de Belgrado aportó 2 millones más.

Pero lo que realmente Serbia pretendía no era simplemente obtener beneficio económico de la organización del Festival, sino enseñar a toda la prensa europea y al público la moderna, hospitalaria y amigable cara del país: “Tuvimos mucho cuidado de emplear correctamente todo el dinero que teníamos a nuestra disposición. Según los últimos datos, RTS ha gastado 8,5 millones de euros en Eurovision, y sin embargo el beneficio obtenido por Serbia supera los 1.000 millones de euros, que es lo que vale el hecho de haber conseguido la confianza de 3.000 periodistas que finalmente han transmitido una buena imagen de Belgrado durante su estancia de 10 días, viendo en los serbios gente amigable, cordial y hospitalaria, hablando diferentes lenguas, y comportándose educadamente” ha manifestado Aleksandar Tijanic al diario alemán Blic.

Entre 11.000 y 15.000 visitantes extranjeros, entre miembros de la prensa y fans han visitado Serbia durante Eurovision, muchos de ellos alojándose durante dos semanas en la capital, algo posible gracias a los precios razonables de los hoteles y restaurantes.

Aunque es difícil calcular el total exacto obtenido por los negocios locales, se puede decir que ronda los 10 millones de euros. “Belgrado ha alojado a 15000 huéspedes que han gastado mucho dinero en alojamiento y comida, cafés, etc., y no se puede calcular la suma total. Hemos invertido mucho dinero, pero creo que sin duda ha sido dinero que ha vuelto a Serbia. De todas formas, es mucho más importante la promoción obtenida por el país. Todos los países europeos reconocen ahora Belgrado como un magnífico organizador y a nuestra gente como muy hospitalaria. La imagen de nuestra ciudad no será la misma a partir de ahora” ha manifestado en la misma línea Zoran Alimpic, Diputado de la Ciudad de Belgrado al diario Blic.