16 de mayo de 2009

Alexander Ribak gana la final de Eurovisión 2010

Alexander Rybak, favorito en todas las encuestas, ha arrasado con 387 votos en un Festival de Eurovisión de Moscú donde Soraya Arnelas, la representante española, ha brillado con una potente voz, pero el tema La noche es para mí ha pasado muy desapercibido tanto para el jurado como para el televoto, a pesar actuar en ultima posición.

Entre la prensa acreditada y los fans que se han desplazado a Moscú se barajan varias posibles explicaciones a este penúltimo lugar de España: La noche es para mi es una canción demasiado antigua para un festival como el de 2009; la coreografía, bastante plana, no rompe, no impacta y no se aprovechan todos los medios técnicos en cuanto a iluminación que el gran escenario ofrece... El resultado de todo esto: una actuación correcta, con una gran artista de voz potente, pero no es suficiente porque todo queda bastante descafeinado.

Tampoco ha ayudado mucho la semana de altibajos de Soraya en Moscú con problemas de realización resueltos a medidas, ni el trato que TVE ha dado durante toda la semana al Festival de Eurovisión, emitiendo en diferido el pasado jueves la semifinal que debía emitir en directo, privando por tanto a la audiencia española del televoto, y anulando el especial previo al festival de este sábado.

Incluso, los periodistas y fans de la press centre de Moscú han llegado a barajar la posibilidad de un hipotético boicot a España por ese maltrato de TVE al festival y a la organización del mismo durante esta semana.

A pesar del puesto obtenido, Soraya se muestra optimista y positiva y se queda con el buen trabajo realizado."Me siento tranquila, porque hemos hecho un buen trabajo, y también muy satisfecha de cómo ha salido al final, me quedo con la experiencia que he vivido, los grandes amigos que he hecho y feliz porque ahora se me conoce en Europa", aseguró la extremeña al término de las votaciones a fuentes de RTVE.

Respecto al resto de países del Big Four, castigados en los ultimos años por el televoto, se ha visto recompensado el esfuerzo de Reino Unido, con un quinto lugar, y el de Francia, con un octavo puesto.