26 de abril de 2012

Pastora Soler, impresiones a un mes de la final de Eurovisión

Pastora Soler
Sólo un mes. Es el tiempo que queda para la gran final del Festival de Eurovisión, y Pastora Soler ya está en Madrid ensayando antes de poner rumbo a Bakú.

Es ahora cuando empieza el trabajo duro, ya que en los próximos días ensayará la puesta en escena definitiva que veremos el 26 de mayo en el Baku Crystal Hall.

"A partir de ahora sé que tengo que estar muy concentrada con Eurovisión. Ahora hay que pensar en cómo vamos a actuar y en el vestuario que debemos elegir, en el peinado, en las luces, la realización... ¡no es nada fácil!" comenta la artista.

Ensayos y gira de conciertos

Pastora, que ha tenido un primer contacto con el mundo eurovisivo el pasado sábado en el "Eurovision in concert" de Amsterdam, continua con su gira de conciertos antes de Eurovisión que la llevará a Jaén (4 mayo), a San Roque, Cádiz (5 mayo) y a Valdemoro, Madrid (11 mayo).

"Ahora mismo estoy de los nervios. Pero sé que cuando llegue el momento de representar a España en Eurovisión voy a estar muy emocionada, sé que va a ser uno de los momentos más especiales de mi vida", ha reconocido Pastora.

La puesta en escena será "sencilla y con unos buenos tacones"

Pastora también ha hablado sobre una de las grandes incógnitas de su participación en Eurovisión: el vestido que lucirá la noche del 26 de mayo.

"Para mí, el vestido de Eurovisión es como mi vestido de novia: va a ser secreto hasta el último momento", confiesa Pastora Soler. También ha hablado sobre la puesta en escena que "será sencilla, con toda la carga emocional centrada en la canción".

"Lo importante es la interpretación, no soy amiga de añadir cosas que distraigan. Me gusta lo sencillo... ¡y unos buenos tacones!".
Publicar un comentario