20 de mayo de 2012

Así fue la Opening Party (Welcome party) en Bakú

Pastora Soler a su llegada a la Opening Party
Opening Party (fiesta de inauguración), así han rebautizado este año a la que venía llamándose desde siempre Welcome Party (fiesta de bienvenida). Sin duda un cambio que no nos ha gustado al perder una palabra tan cálida y amable entre un anfitrión y sus huéspedes como es la de BIENVENIDOS.

Ya durante los ensayos del día de ayer hubo un retraso de casi una hora respecto a la programación y la Wel... perdón, la Opening Party no iba a ser menos.

Hay que alabar, no obstante, que este año, a diferencia del año pasado en Düsseldorf, toda la prensa acreditada y fans estabamos invitados al evento, sin tener que mendigar por una dichosa pulserita de color para acceder al recinto. Eso si, acceso, pero después de que la última delegación entrase.

Como dato curioso hay que decir que cuando entró el último país (Reino Unido) otros ya se habían marchado y es que 2 horas de alfombra roja nos sigue pareciendo un tiempo excesivo.

Pastora Soler llegó caída ya la noche, radiante con un vestido plateado y encantadora, como siempre, atendiendo con una amplia sonrisa a todos los medios y fans que allí estábamos.

Ya en el interior, artistas, periodistas y fans pudimos codearnos libremente. Muchos cantantes se mostraron muy simpáticos y receptivos, otros no tanto. Algunos se pasaron con las bebidas alcoholicas, pero no diremos nombres ¿verdad Malta y San Marino?, otros perdieron sus teléfonos móvil ¿lo encontraste Turquía? y se subieron al escenario, cual sección de objetos perdidos, para preguntar por su BlackBerry.

El colofón final fueron los fuegos articiales que iluminaron la eurovisiva noche en Bakú.















Publicar un comentario