30 de mayo de 2012

“Izabo” y su conflicto con la IBA

El grupo israelí Izabo
Los integrantes del grupo Izabo que representaron a Israel en la primera semifinal del último Eurovisión, están con mucha rabia después de que la IBA (Autoridad de Radiodifusión Israelí) obligó a la banda a abandonar Bakú automáticamente después de haber fracasado en su semifinal y no conseguir el pase a la final. El grupo estaba bastante decepcionado por este fracaso y querían disfrutar un poco más de la ciudad, como había sido estipulado desde el comienzo del viaje.

Gente cercana a la banda comunicaron al sitio de internet Mako que la razón para que abandonen Azerbaiyán podía deberse a una amenaza de atentada a Izabo por parte de extremistas musulmanes. Para salir de Bakú, ese miércoles de mañana, debían comprar otros pasajes y perder los pasajes que habían sido comprados para volver el domingo, después de la final.

Uno de los motivos del enojo de Izabo fue causado por la falta de palabra por parte de la IBA, que ya había pagado los pasajes y la estadía de la banda hasta el domingo, con el fin de filmar un documental del grupo. “La IBA había pagado los pasajes y el hotel y nosotros, los miembros del grupo, tuvimos que pagar de nuestros bolsillos todos los gastos correspondientes a la entrada de la canción a la competición y los gastos de comida y transportes en Bakú, que no es una ciudad barata”, dijeron los miembros del grupo. “Teníamos la sensación de que nos usaron, y una vez que terminaron de aprovecharse de nosotros, nos tiraron a la basura”.

Los miembros del grupo dijeron que no estaban dispuestos a irse tan pronto, ya que el nuevo pasaje no era directo para Israel y Eli, la hija del cantante y la tecladista del grupo, es un bebé y no querían que la criatura pase por semejante viaje tortuoso. Al final algunos miembros volvieron a Israel, pero el cantante Ran Shem Tov y su esposa Hadar se quedaron en Azerbaiyán junto con su bebé y otros miembros del grupo. La IBA les informó que al decidir no volver a Israel después de la semifinal ellos, como cualquier otro ciudadano israelí, deberían correr el riesgo de su estadía en Azerbaiyán y por lo tanto el estado de Israel no se haría responsable de ellos ni de su seguridad. Esto significó que toda la seguridad israelí, llevada por la IBA, regresó a Israel ese miércoles, y a pesar de haber habido una amenaza terrorista, la seguridad local también fue desvinculada de la delegación israelí.  El cantante, su esposa y su hija quedaron completamente expuestos a cualquier peligro circundante, pero asumiendo este riesgo regresaron el domingo, como había sido pactado desde el comienzo.

D. Dzienciarsky 
Publicar un comentario