1 de junio de 2012

Eurovisión 2012 pudo haber terminado en un baño de sangre

El Ministerio Nacional de Seguridad (MNS) azerí frustró un atentado que iba a cometerse durante la celebración del Festival de Eurovisión 2012, según informaron este miércoles los servicios secretos del país caucasiano.

Azerbaiyán ha mostrado a la prensa el material incautado a los supuestos terroristas que planeaban varios atentados.

Según Bakú, que afirma haber detenido a 40 personas de distintas nacionalidades y haber dado muerte a otras dos, al frente de los guerrilleros estaba el comandante islamista Vugar Padárov. Sus hombres tenían la intención de activar varios coches bomba en distintas zonas de la ciudad. Se han incautado armas, incluidos 13 rifles de asalto, una metralleta, 12 pistolas, tres rifles, 3.400 rondas de municiones, 62 granadas de mano y varios kilos de explosivos.

Los terroristas planeaban colocar varios artefactos explosivos en los lugares con mayor presencia de extranjeros durante el festival que se celebró el pasado fin de semana en Bakú, reveló a las agencias locales un portavoz del MNS.

Uno de los terrorista tenía que acceder al recinto Baku Crystal Hall donde se celebró la fase final del certamen para activar una bomba de ruido y causar pánico entre los asistentes, según las autoridades azeríes.

La información sobre este supuesto complot se ha divulgado después de que el régimen de Ilham Alíev recibiera una cascada de críticas por la dureza mostrada con los activistas proderechos humanos, que aprovecharon la vitrina de Eurovisión para denunciar la falta de libertades en el país.

La operación que frustó los atentados tuvo lugar el viernes 25 de mayo, un día antes de la final del certamen, que, según Bakú, pudo haber terminado en un baño de sangre.

Publicar un comentario